DESCUBRIR ULTRABOOST 19

PLOGGING: CORRER POR UN PLANETA MÁS LIMPIO

En menos de dos años, el plogging ha pasado de ser un movimiento desconocido a una tendencia internacional en el mundo del deporte: una disciplina que combina ejercicio físico y acción por el medio ambiente. La palabra "plogging" surge de la combinación del inglés "jogging" con el verbo sueco "plocka upp" que significa recoger. Nacido en 2016 de la mano del multideportista sueco Erik Ahlström, consiste en salir a correr en grupo con la idea de recoger basura en lugar de centrarse en batir marcas personales. Tras equiparse con un par de guantes y unas bolsas de basura, Ahlström y sus amigos salieron a correr por calles, playas y caminos, recogiendo y botando en el contenedor adecuado la basura que iban encontrando mientras entrenaban. Desde entonces, el plogging ha ido ganando fuerza en todo el mundo, con grupos organizados de corredores independientes que hacen todo lo posible por limpiar el planeta.


LA BASURA DE UNO, EL TESORO DE OTRO

“No es una competición”, afirmó Ahlström recientemente. “No tienes que ser un gran atleta para ser un buen plogger.” Ahlström llevaba años esforzándose por erradicar la basura que encontraba a su paso, pero no fue hasta que se mudó de la estación de esquí de Åre a Estocolmo cuando se dio cuenta de lo grave de la situación. Decidió entonces que debía intensificar sus esfuerzos y organizó una serie de eventos locales de plogging. Si a veces las tendencias nuevas tardan en arrancar, esta nueva modalidad de running ecológico se impuso de inmediato entre corredores afines de todo el mundo.

Las razones de la popularidad del plogging se extienden más allá de sus objetivos de sostenibilidad ambiental. Los expertos en fitness señalan los beneficios añadidos de un entrenamiento integral que incluye ejercicios de flexión, estiramiento y la clásica posición en cuclillas necesaria para recoger basura. También están las calorías quemadas y el ejercicio muscular debido al peso de los objetos recogidos durante la carrera. Otro aspecto fundamental en su rápida expansión es el aspecto lúdico del plogging, la idea de obtener un mayor premio personal a más basura que se recoja. “Generas adrenalina, activas tus endorfinas e incluso se convierte en una caza del tesoro”, confiesa Ahlström.

UN MOVIMIENTO SOCIAL Y SOSTENIBLE

En un artículo para The Guardian titulado “A rubbish way to get fit—why I loved going plogging” (Una forma estúpida de ponerse en forma: por qué me encanta el plogging), el escritor Peter Ross se unió a un grupo de ploggers en Edimburgo. “Es increíble —y desalentador— ver cuánta basura hay en las calles”, decía un Ross jadeante y sudoroso que, sin embargo, al cabo de una hora ya se sentía feliz por lo que estaba haciendo. En muchos sentidos, el plogging ilustra el poder transformador del deporte cuando está motivado por algo más que el deporte mismo. Las redes sociales son un buen testimonio de ello. Basta con echar un vistazo a #plogging en Instagram: aparecen posts de ploggers de todo el mundo sosteniendo bolsas de basura como si fueran medallas olímpicas. Hay selfies, fotos de grupo, fotos artísticas, hashtags creativos en favor del medioambiente y, por supuesto, muchas palabras de aliento.

“Escandalizados por la cantidad de basura que vemos en Reino Unido y en todo el mundo”, proclama un mensaje colectivo del grupo @TheLittleLitterPickers, acompañado por #WomenHealTheWorld. Concluye que “Lo que comenzó como un hobby ahora se ha convertido en un estilo de vida y cada día nos enseña algo nuevo”. “Sal a Allí. Y déjalo mejor de como lo encontraste”, dice Surf_Sun_Sand_Litter, cuyas colecciones de basura en las playas de Florida se presentan en increíbles y coloridas fotografías dignas de enmarcar. A medida que la evidencia irrefutable del cambio climático deja huella en unos océanos cada vez más plagados de contaminación, está claro que las empresas y los individuos debemos hacer algo al respecto. Y el plogging es un ejemplo más de cómo podemos empezar a hacerlo.

UN MOVIMIENTO EN AUGE

En 2017, el actor australiano Chris Hemsworth (mundialmente conocido por su papel de Thor) ofreció su considerable poder mediático a un ambicioso proyecto impulsado por ploggers decididos a eliminar el plástico que estaba ahogando las costas de 100 islas en diversas partes del mundo. Esta iniciativa ha empezado centrándose en seis regiones —México, Maldivas, Australia, Chile, Italia y la República Dominicana— implementando la llamada estrategia AIR de Parley: Avoid, Intercept, Redesign (ahorrar, interceptar, rediseñar). adidas también colabora con Parley en su lucha contra la contaminación de los mares, interceptando el plástico antes de que llegue al mar y transformándolo en hilo con el que fabrica sus zapatillas.


MÁS ALLÁ DEL RUNNING

Aunque la mayoría de los ploggers son corredores, el plogging está trascendiendo esta disciplina. Como ya apuntaba Ahlström, el fundador del plogging, a la cadena de televisión saudí MBC (Middle East Broadcasting Center): “No es necesario correr. Puedes hacerlo paseando, sobre la tabla de skate o de paddle.” El humorista estadounidense David Sedaris, autor de diversos libros entre los que se incluyen Calypso y Me Talk Pretty One Day, es un plogger experto que en ocasiones ha llegado a pasar hasta nueve horas al día recogiendo basura en su ciudad natal en West Sussex, Inglaterra. A veces llega a caminar hasta 60.000 pasos y tiene incluso un camión de basura que lleva su nombre en reconocimiento a su gran labor y esfuerzo.

Puede que no parezca demasiado, pero el plogging representa un tipo de iniciativa, responsabilidad y conciencia medioambiental por la que vale la pena luchar. Al practicar esta nueva disciplina e incorporar en nuestras vidas prácticas más ecológicas ponemos nuestro grano de arena por el mundo más limpio en el que todos desearíamos vivir.


CÓMO INICIARSE EN EL PLOGGING

Sea cual sea tu deporte, el plogging te ofrece diversas formas de practicarlo. Aquí te mostramos algunas formas de empezar:
1. Busca un grupo: Sal por tu cuenta o convence a algunos amigos para que se unan a ti. Conecta con grupos de ploggers de tu ciudad. En Nueva York, por ejemplo, opera el grupo Plogging NYC que actualmente cuenta con 185 miembros (meetup.com).
2. Prepara tu equipación: Tan solo necesitas una bolsa de basura (o una bolsa reutilizable) y guantes de protección. Y ya está, ya puedes empezar a hacer plogging.
3. No hace falta correr: El grupo Plogging NYC va variando sus rutas y corre a un ritmo lento, brindando a todos la oportunidad de recoger más basura en el camino. En otras palabras, no cuenta llegar antes, sino recoger más.

ultraboost-ss19-educate-new-running-story-page-image3-desktop